Espacio Víctor Rojas

En este espacio cubierto se encuentra el centenario bote de salvamento de náufragos Víctor Rojas. Actualmente es una de las tres únicas embarcaciones de este tipo que se conservan en Cataluña.

El diseño responde a su funcionalidad, preparado para navegar en situaciones extremas y superar fuertes temporales, ya que tiene la particularidad de que era auto-enderezable e insumergible. Además era de tipo mixto, podía navegar a remo o vela. Fue construido en Barcelona por Miquel Corbeto 1916. Basándose en el modelo inglés Beeching-Peake, el último grito en la tecnología naval de la época, Corbeto le añadió algunas mejoras.

Los barcos de este tipo llevaban dos cámaras de aire, una en popa y la otra a proa, que imposibilitaban que volcara. Y alrededor del casco llevaban la guirnalda, una cabeza formando curvas donde se sujetaban los náufragos.

Los tripulantes de los botes de salvamento eran los propios pescadores. Conseguir socorrer a los náufragos dependía en buena parte del coraje, la entrega y la experiencia de estos voluntarios.

El nombre del bote hace referencia al puertorriqueño Víctor Rojas (1832-1888). Un pescador de la localidad de Arecibo que destacó por su valentía, llegando a rescatar más de doscientos náufragos a lo largo de su vida. Motivo por el que recibió numerosas condecoraciones de diferentes países europeos.

El bote Víctor Rojas llegó a la ciudad en 1925, provinente de la Ametlla de Mar (Tarragona), y prestó servicio en la playa durante veinticinco años. Posteriormente participó en las regatas de botes salvavidas hasta 1957

bot Víctor Rojasbot Víctor Rojas
Vaixell Víctor Rojas.
Rems Víctor Rojas.