Espacios

ESPAI FAR


L’Espai Far, situado en el emblemático Far de Sant Cristòfol, es un equipamiento museístico que muestra el rico patrimonio marinero de Vilanova i la Geltrú. Cuenta con tres espacios con exposición permanente: el Museo del Mar de Vilanova i la Geltrú, el Espacio Víctor Rojas y el Museo de Curiosidades Marineras Roig Toqués.

MUSEO DEL MAR


Ubicado en la antigua casa del farero, el Museo del Mar muestra objetos relacionados con el mundo de la pesca y la tradición marinera de Vilanova i la Geltrú. La mayoría de ellos forman parte de la colección que la Asociación Museo del Mar ha ido creando, a lo largo de los últimos cuarenta años. a partir de donaciones de pescadores y vecinos del barrio de mar.

La exposición se inicia con un audiovisual sobre la Vilanova marinera y se divide en varios ámbitos –la playa, la aventura del comercio, la pesca, el Puerto, el Año dels Negats, la vida cultural y el Faro de Sant Cristòfol-, mostrando un recorrido por la historia marinera de la ciudad a partir de objetos y relatos.

El espacio dedicado al proyecto de memoria oral “UN OBJETO, UNA HISTORIA” quiere recuperar y conservar la memoria de la gente del núcleo de mar a través de diferentes objetos y dejar testimonio de su historia.

Un objecto, una historia

Espacios

Recetas de baix a mar

Espacios

MUSEO DE CURIOSIDADES MARINERAS
ROIG TOQUÉS


Este museo reproduce el antiguo Museo de Curiosidades Marineras Roig Toqués, que creó Francisco Roig Toqués (1921-2008) en la casa familiar Mas Carolina.

El museo, fruto de gran pasión por el mar, estuvo abierto al público durante más de sesenta años.

También fue él quien adiestró a la Carpa Juanita, una pequeña carpa a la que enseñó a beber en porrón y a comer de una cucharilla y que llegó a ser conocida internacionalmente por estas habilidades.

ESPACIO VÍCTOR ROJAS


El centenario bote de salvamento Víctor Rojas, una de las tres únicas embarcaciones de este tipo que se conservan en Cataluña, tiene la particularidad que es auto-enderezable e insumergible y por lo tanto está preparado para navegar en situaciones extremas y superar fuertes temporales.

Fue construido en 1916 en Barcelona por Miquel Corbeto basándose en el modelo inglés Beeching-Peake, el último grito en tecnología naval de la época.

El nombre del bote era un homenaje al puertorriqueño Víctor Rojas, nacido en Arecibo el año 1832 y que destacó por su valentía en el rescate de náufragos. Llegó a salvar cerca de doscientas personas en la rada de Arecibo, nadando en medio de los temporales.

EL FARO DE SANT CRISTÒFOL


Conocido popularmente como la Farola de Vilanova es uno de los veinte faros en funcionamiento en la costa catalana. Gestionado por el Puerto de Barcelona el faro no es visitable.

El primer faro se inauguró en 1866 pero la necesidad de una señal más potente condujo en 1898 a aprobar una torre nueva, de 21 metros de altura, de tercer orden, con un alcance de 19 millas náuticas (35 Km). El nuevo faro se encendió el 1905 y se amplió también la casa del farero.

Nombre: Sant Cristòfol
Núm. nacional: 29340
Núm. internacional: E-0396
Coordenadas: 41º 13,0’ N 01º 44,2’ E
Alcance: 19 millas náuticas (35,188 Km.)
Elevación plano focal: 27 m
Apariencia luminosa: 3 relámpagos cada 5”

EL JARDÍN


El recinto ajardinado del Faro de Sant Cristòfol es de acceso libre coincidiendo con el horario de los museos. Se trata de un jardín mediterráneo donde destacan los centenarios tamarindos (Tamarix gallica).

Encontramos también algunas piezas de grandes dimensiones como anclas y cañones, elementos recuperados por pescadores y submarinistas del fondo del mar. Más información aquí.